Alan García a 4 días de la solicitud de asilo político: Lo que hay saber de la investigación al expresidente peruano


El domingo el investigado expresidente de Perú, Alan García llegó hasta la Embajada de Uruguay en Perú para solicitar asilo político, a un día que se le ordenara el impedimiento de salir del país durante de 18 meses. García alega persecución política, mientras que el gobierno de Martín Vizcarra lo descarta completamente.

La investigación

El expresidente de Perú, Alan García, quien gobernó dos veces al país vecino, la primera vez desde 1985 a 1990, y luego desde el 2006 hasta el 2011, es investigado por el Ministerio Público del país por vinculaciones con la cuestionada empresa brasileña Odebrecht.

En la primera investigación se habla sobre un presunto favorecimiento a la empresa brasileña para la licitación del Metro 1 de Lima mientras era presidente de Perú.

Una segunda acusación habla sobre presuntos sobornos por parte de Odebrecht. El fiscal del caso Lava Jato en Perú, José Pérez, acusó al exmandatario de haber recibido 100.000 dólares por una conferencia que dictó en 2012 en la Federación de Industrias en Brasil, y que dicho pago habría salido de un fondo de la empresa brasileña.

Solicitud de asilo a la Embajada de Uruguay en Perú

Poco después de que el juez, Juan Carlos Sánchez Balbuena decretara la prohibición de la salida del país por 18 meses a Alan García, el exmandatario peruano recurrió al asilo político en la Embajada de Uruguay en Perú tras asegurar que sufría de persecución política.

En la noche del sábado, García habría llegado hasta la embajada uruguaya en Lima y, citando a la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, del que forman parte Perú y Uruguay, habría solicitado el asilo político.

El ministerio de Relaciones Exteriores peruanos, había dicho que dicha solicitud de asilo tendrá que ser evaluada por Montevideo y el gobierno peruano.

La respuesta de Perú

El presidente de Perú, Martín Vizcarra no tardó en afirmar a través de su cuenta de Twitter de que no existe persecución política en contra del exmandatario.

“No existe persecución política en el Perú, y todos los peruanos debemos allanarnos a la justicia, sin excepciones”, dijo Vizcarra.

Asimismo, aclaró para la prensa que “son temas que corresponden a la independencia del Poder Judicial y el Ministerio Público. Nosotros no intervenimos en absoluto”.

Quien también negó persecución política fue el expresidente Ollanda Humala a través de una carta que envió al mandatario de Uruguay, Tabaré Vázquez.

“Debo señalar de manera contundente, que no existe ni ha existido en el país, ningún tupo de persecución política contra el exmandatario aprista”, escribió.

“No es por alguna intervención del gobierno, que Alan García está siendo investigado por la fiscalía, sino más bien, por la aparición de documentada por grupos de investigación periodística, relacionados con rutas de dinero y pago de sobornos por obras desarrolladas bajo su administración, que las propias empresas brasileñas han señalado haber entregado a sus funcionarios y compañeros apristas”, continuó.

La respuesta de Uruguay

Uno de los primeros en responder sobre la solicitud de asilo político en la Embajada de Uruguay en Perú fue el expresidente uruguayo, Julio Maria Sanginetti. Hace unos días aseguró que sí se debe dar asilo por “tradición del país”.

“El asilo inicial prima facie hay que darlo porque esa es la tradición del país” y que más adelante se deben “analizar las circunstancias” sobre “si hay o no condiciones de garantía”, dijo para El País de Uruguay.

Junto con él se sumó el también exmandatario uruguayo, José Mujica quien aseguró que “Uruguay tiene la obligación de abrir su embajada”, demostrando también su apoyo a Sanginetti sobre aprobar el trámite debido a que es una tradición histórica.

Sin embargo, dijo Mujica, el otorgamiento del asilo a Alan García “va a depender de las apreciaciones jurídicas”.

Powered by WPeMatico